Mantenerse hidratada durante el embarazo

December 19, 2008 0 Comments

Teaser: 
Tan importante como tener una dieta equilibrada durante el embarazo, es beber una cantidad de líquidos adecuada. El volumen de la sangre durante el embarazo se eleva considerablemente y beber lo suficiente puede evitar situaciones comunes como la deshidratación, que pueden causar otros problemas en estos meses.

Tan importante como tener una dieta equilibrada durante el embarazo, es beber una cantidad de líquidos adecuada. El volumen de la sangre durante el embarazo se eleva considerablemente y beber lo suficiente puede evitar situaciones comunes como la deshidratación, que pueden causar otros problemas en estos meses.

Evitar la deshidratación

Cuando una persona pierde más líquido del que bebe, se produce una deshidratación que, dependiendo de las circunstancias y la edad de la persona, puede ser más o menos grave (en los bebés, por ejemplo, puede ser muy grave). Durante el embarazo la deshidratación puede ser peligrosa y producir otros problemas como dolores de cabeza, náuseas o incluso contracciones en los últimos meses del embarazo.

Entre las ventajas de mantenerse hidratada durante la gestación está evitar uno de los problemas más comunes y molestos durante el embarazo: el estreñimiento. Además, la hidratación adecuada puede también prevenir las infecciones urinarias, que suelen ser comunes durante el embarazo, así como la retención de líquidos en las piernas.

Beber agua a pequeños intervalos puede también ayudar a evitar las agruras o acidez que crean los jugos gástricos y las náuseas.

Síntomas de la deshidratación

Los síntomas de la falta de líquidos pueden comenzar de forma sutil e ir empeorando. La sed es la mejor alerta que tiene el cuerpo para indicarnos que necesitamos beber. Sin embargo, cuando se experimenta sed, posiblemente ya se ha producido la deshidratación, por eso lo más recomendable es evitar llegar a tener esa sensación de sed, bebiendo lo suficiente de antemano. Otros síntomas de la deshidratación son tener la boca seca, orinar menos y de color oscuro y tener mareos.

Si está experimentando sed y sequedad constante de la boca, a pesar de estar bebiendo muchos líquidos, es posible que tenga diabetes del embarazo. La diabetes del embarazo es una enfermedad muy común entre las mujeres latinas y uno de los síntomas es una sed constante, acompañada de sequedad en la boca y orina muy frecuente. Esta es la forma en la que el organismo intenta reducir el alto nivel de azúcar en la sangre.

Lo mejor para beber: el agua

La cantidad que se recomienda para estar hidratado son unos 6 u 8 vasos al día, pero durante el embarazo, se recomienda beber un poco más, como alrededor de 10 vasos. El mejor líquido para mantenerse hidratado es el agua. Los jugos también contienen agua que evita la deshidratación, pero hay que contar con que añaden calorías a la dieta, por lo que no conviene abusar de ellos.

Otras bebidas que es mejor tomar con moderación son aquellas que contienen cafeína (té, café, colas, mate, guaraná) porque la cafeína tiene un efecto diurético y puede ayudar a la pérdida de líquidos. Si beber agua se le hace muy pesado, pruebe con las aguas frescas o mejor aún, añada un poco de jugo de limón o lima al agua para darle un sabor diferente.

Una forma de beber el agua necesaria durante el día es llevar consigo una pequeña botella de plástico y tenerla siempre delante en la mesa de trabajo, o a la vista, para ir dando pequeños tragos a lo largo del día. Beber cantidades pequeñas de forma regular es más fácil que tomar de golpe dos vasos de agua.

Por otra parte, orinar con mucha frecuencia es algo común durante el embarazo. Si por la noche no puede descansar bien debido a todas las veces que tiene que levantarse para orinar, intente dosificar el agua durante el día para dejar de beber unas horas antes de irse a dormir.

0
English RSS
¿Olvidó su contraseña?
Preguntas o comentarios? Llame 1-800-624-9659 o haga clic Servicio al ClienteMapa del SitioPolitica de PrivacidadCreditos del SitioDerechos de Reproduccion ©