Un buen comienzo para su bebé: ácido fólico, vitaminas, calcio y hierro

December 5, 2008 0 Comments

Teaser: 
¿Se ha fijado alguna vez en cómo responden las plantas y las flores cuando cuentan con una tierra bien preparada y bien abonada para crecer? Lo que ocurre con las semillas y la tierra se asemeja mucho a lo que sucede antes, durante y después del embarazo con su cuerpo y con su bebé.

 

¿Se ha fijado alguna vez en cómo responden las plantas y las flores cuando cuentan con una tierra bien preparada y bien abonada para crecer? Lo que ocurre con las semillas y la tierra se asemeja mucho a lo que sucede antes, durante y después del embarazo con su cuerpo y con su bebé. Hay una serie de nutrientes, vitaminas y minerales que son muy importantes para darle un buen comienzo a la vida a su hijito.

Todo listo para el inicio

Un embarazo saludable comienza realmente antes de quedar embarazada. Los médicos recomiendan tomar ácido fólico si está planeando ser mamá porque los estudios han demostrado que un nivel bajo de esta vitamina puede ocasionar defectos en la columna vertebral del bebé. El ácido fólico, se encuentra principalmente en los vegetales de hoja verde, granos integrales y también en los cereales para el desayuno fortificados. En su forma natural, tal y cómo se encuentra en los vegetales, legumbres etc., el ácido fólico se llama folato.

La dosis recomendada de ácido fólico, antes y durante el embarazo, es de 400 microgramos diarios (0.4 miligramos). Podrá encontrar el ácido fólico en píldoras en su farmacia local. Compare las etiquetas para ver la cantidad de ácido fólico que contienen las diferentes marcas. 

Además de llevar una dieta equilibrada también le puede venir muy bien comenzar a tomar vitaminas prenatales; además de sentirse mejor, estará ayudando a darle la mejor bienvenida de todas a su bebé: un lugar saludable y con los nutrientes esenciales para crecer.

Vitaminas prenatales para asegurar una nutrición adecuada

La mejor forma de obtener las vitaminas necesarias para un desarrollo saludable de su embarazo es a través de la dieta. Las vitaminas se asimilan mejor en su forma natural: en las frutas frescas, vegetales, legumbres, granos, cereales y otros alimentos. Sin embargo, debido a la ocupada vida que llevamos no siempre es posible llevar una alimentación tan sana como nos gustaría. Por otro lado, bastantes futuras mamás sufren náuseas y malestares estomacales durante los primeros meses del embarazo, que les impiden comer todos los alimentos saludables que les gustaría. Es aquí cuando más eficaces son las vitaminas prenatales, porque ayudan a obtener las vitaminas necesarias, cuando no es posible hacerlo a través de productos naturales.

Las vitaminas son necesarias para el crecimiento del bebé y el desarrollo optimo de su esqueleto, sistema nervioso, sistema circulatorio y tejidos.

Hierro para evitar el cansancio

Además de las vitaminas, los minerales también son muy importantes para su bienestar y el de su bebé durante el embarazo. Uno de los cambios más espectaculares durante el embarazo es el gran aumento del volumen de sangre que experimentan las mujeres embarazadas. La sangre es la que transporta el oxígeno a las células del cuerpo y, en este caso, también a las de su bebé a través del cordón umbilical. Las células rojas, encargadas de hacer este transporte, necesitan hierro para poder reproducirse. Si hay una falta de hierro se produce cansancio o fatiga porque no hay suficiente distribución de oxígeno. Al aumentar la cantidad de sangre, a veces no hay suficiente hierro para crear todas las células rojas necesarias para el nuevo volumen y se produce la anemia, por eso durante el embarazo los niveles de este mineral en la sangre se comprueban a menudo mediante análisis de sangre.

Huesos fuertes gracias al calcio

El calcio es necesario para que se formen los huesos y los dientes del bebé. Tan importante es, que si al bebé no le llega de fuentes externas, lo tomará de los huesos de usted. Por eso, es uno de los minerales que siempre debe estar presente en la dieta de la mujer embarazada. El calcio no sólo se encuentra en la leche y los productos lácteos, sino también en los vegetales de hoja verde, las sardinas o el salmón enlatado, entre otros alimentos. A veces no es posible obtener suficiente calcio a través de la dieta normal, por lo que es posible que su doctor quiera asegurarse de que no le faltará y quizás eso le ofrezca la posibilidad de tomar tabletas de calcio. Recuerde diariamente incluir en sus comidas alimentos ricos en calcio, ¡sus huesos se lo agradecerán!

Vitaminas y minerales sí, pero con precaución

En este caso, más no es mejor. Tomar un exceso de vitaminas, o píldoras de “megavitaminas” no es una buena idea durante el embarazo. Las vitaminas en exceso pueden producir malformaciones en el feto. Debe tener especial cuidado con el exceso de vitamina A.

Es conveniente consultar siempre con su doctor el tipo de vitaminas prenatales que debe tomar. Quizás le recete tomar vitaminas específicas para mujeres embarazadas que se venden con receta en las farmacias. Pero si va a comprar las vitaminas prenatales por su cuenta, asegúrese mirando la etiqueta de que son seguras durante el embarazo y muéstreselas a su doctor en cuanto tenga ocasión.

5
Average: 5 (1 vote)
English RSS
Forgot Your Password?
Questions or Comments? Call 1-800-624-9659 or click Customer ServiceSite Map Privacy Policy Site Credits Copyright © 2008